Autopublicar.
¡Si las editoriales pasan de tí, hazlo por tu cuenta!.


¿Eres escritor, y no te conoce ni el portero del edificio en el que vives? 

¿Tus historias están almacenenan do polvo en el cajón del olvido sin que puedan salir a la luz, porque nadie quiere publicarlas?


¿Estás cansado, desesperado, desmoralizado y hasta las mismísimas narices de que las editoriales no te hagan ni puñetero caso?

¿Qué hago? Muy fácil: ¡Si la montaña no viene a Mahoma, Mahorma va a la montaña!. ¡Tú eres Mahoma, así que  publica el libro, (¡sí hombre, el tuyo!), tú mismo!

¡Decía el gran Oscar Wilde, que para escribir, hay que tener algo que contar y contarlo, pues para autopublicar, igual, tener el libro terminado (corregido y enmaquetado) e imprimirlo!










 El investigador literario.

Antes de autopublicar un libro o enviar un manuscrito a una editorial hay que informarse bien e investigar a fondo, ya que en el mundo de la edición de libros hay muchas zonas oscuras que conviene conocer. No es oro todo lo que reluce. Existen imprentas que se hacen pasar por editoriales, y también hay editoriales que no lo son, aunque quieren hacer creer lo contrario. Por un lado están las editoriales tradicionales, las de toda la vida que no le cobran nada al escritor por publicar su libro y le pagan el ya conocido (y muy rácano) 10% en concepto de derechos de autor por las ventas, y luego están una serie de editoriales que ofrecen a los autores todo tipo de servicios (una son serias y fiables y de otras hay que huir como del demonio), y con estas, hay que tener ¡MUCHO CUIDADO!, si uno no quiere llevarse desagradables sorpresas, por eso es muy importante investigar y descubrir, lo que se esconde detrás de muchas empresas editoriales cuya ética comercial deja mucho que desear.

Básicamente existe una diferencia clave entre las editoriales que lo son y las que no. Las de siempre, las tradicionales buscan hacer negocio con los lectores, y las segundas, son las que se disfrazan formando parte del carnaval del engaño para seducir a autores incautos (víctimas la mayoría de su propio ego, todo hay que decirlo) y que son aquellas que con los únicos que hacen negocio es con los escritores.

Como el tema da para mucho más seguiremos aportando nuevos contenidos al respecto. Y añadiendo toda la información posible que pueda servir de utilidad a todos los escritores que no se llaman Arturo Pérez-Reverte, Lorenzo Silva, Aurora Redondo o Juan José Millás (por poner algunos ejemplos), es decir, la mayoría de nosotros.

Por suerte en Internet disponemos de un contenido muy amplio y de todo tipo de información que nos sirve para estar alerta y evitar que nos den gato por liebre, porque si además de las horas incontables que nos lleva escribir un libro, encima eso nos cuesta dinero (que va a parar a los bolsillos inmorales de gente sin escrúpulos), el asunto no pinta nada bien.

Nota.- 

El anuncio de relacionado con la plataforma de autopublicación TAGUS de CASA DEL LIBRO, aparece fundamentalmente, porque es gratis (para la publicación de libros digitales) y yo mismo lo he utilizado para publicar (algo sin duda, muy sencillo) varios de mis libros. A partir de ahí la plataforma ofrece otros servicios de pago para aquellos autores que consideren conveniente utilizarlos, aunque desde esta web, no recomendamos, ni dejamos de hacerlo a ninguna empresa editorial que aparezca en los contenidos expuestos, tan solo nos limitamos a ofrecer información que vamos recopilando en la red.


Fran Laviada


0
Created with Mozello - the world's easiest to use website builder.

 .