Microrrelatos.
Textos enanos de todos los colores.

Amor es querer (2014) ©

Llegué a casa justo a tiempo, para evitar que ella se fuera. Tenía la maleta en la mano, y la puerta ya estaba abierta. Le pregunté angustiado, el motivo de su marcha, me respondió de forma contundente, que yo no tenía ni idea de lo que era el amor, y que la decisión estaba tomada. Cualquier empeño por mi parte para convencerla parecía inútil, no obstante, lo intenté, tenía que pensar rápido y actuar a toda velocidad, le pedí tan solo unos minutos y que me escuchase con atención. Esto fue lo que le dije:

   Amor es querer ser escultor para darle forma a la piedra con la silueta de tu cuerpo, Amor es querer ser reloj para apoderarme de todo tu tiempo, Amor es querer ser flecha para atravesar tu corazón, Amor es querer ser astronauta para subir a la Luna, robarla, y ofrecértela como el más preciado de los regalos, Amor es querer tener la sabiduría necesaria para poder interpretar siempre la luz de tu mirada, Amor es querer ser poeta para saber escribirte versos de sublime melodía, Amor es querer...

   De repente la puerta se cerró, y la maleta seguía dentro del apartamento. ¡Bendita inspiración!

   II Concurso de Relato Breve "Amores" 2014

   Asociación "Letras con arte". Madrid (España)

  Texto seleccionado para su publicación en el libro Antología de  Relato Breve "Amores"

Venganza (2014) ©

Llevo más de veinte años encerrado y sé que jamás voy a salir de la prisión en la que me encuentro. Mi vida tendría que haber sido diferente, pero lo cierto, es que estoy aquí, enjaulado como una fiera, y lo peor es que mi condena es para siempre. No escuché a los que me querían bien y me insistieron, incluso me suplicaron para que no hiciese aquello, pero no les hice caso, y dejé que un cóctel mortal de ira, rabia y odio se apoderase de mi voluntad. No supe perdonar, y el veneno de la venganza nubló mi cerebro, no supe olvidar y permití que el recuerdo se transformara en sufrimiento continuo. Aquella noche, maldita y desgraciada, mi único objetivo era acabar con el asesino de mi mujer, y no lo dudé, entré en su casa mientras dormía y vacié el cargador de mi pistola sobre su cama. Sin embargo, el destino, cruel conmigo una vez más, me hizo matar a un inocente, pues su novia sin yo saberlo, estaba con él, y la confusión de la oscuridad, me llevó a quitarle la vida a quien ninguna culpa tenía. Quise hacer justicia, y me convertí en asesino.

III Concurso Relato Breve “Sentimientos”. 2014.

Asociación “Letras con Arte”.

Madrid. ESPAÑA.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología de Relato Breve “Sentimientos”)


Cumpleaños (2015) ©

Era primavera, y el abuelo, para hacer honor al refrán andaba alterado, aunque lo que en realidad excitaba su estado de ánimo, era su cumpleaños. Siempre había sido muy optimista al respecto, y estaba seguro de que cumpliría los cien. Llegó el día, pidió un deseo, apagó las velas (todas), después de quince intentos, y dijo en voz alta, ¡ahora empieza lo bueno!, a continuación se murió.

 

II Concurso de Microrrelatos “La primavera, la sangre altera” 2015.

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología

”La primavera. La sangre altera II”

 Sueño placentero (2014) ©

Pensé que las noches se me harían interminables sin ella. Estaba convencido de que no iba a poder soportar mi soledad nocturna. Es cierto, que ahora cuando me despierto, lo primero que me doy cuenta, es que mi cama está vacía, sin embargo desde que María se fue, duermo mejor que nunca, ocho horas seguidas y sin pesadillas, ¡Ojalá, se hubiera marchado antes!

I Concurso de Microrrelatos Nocturnos “Inspiraciones Nocturnas”-2014.

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

          (Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología 

                                      "Inspiraciones Nocturnas”)

El Sargento (2015) ©

El Sargento con absoluta firmeza y en voz alta, mandó a sus soldados disparar sobre el enemigo, y ellos cumpliendo su orden a rajatabla, lo acribillaron a balazos.

El valor desconocido (2015) ©

El General estaba convencido de que sus soldados eran unos valientes, sin embargo, ellos lo desconocían, por eso lo dejaron solo frente al enemigo.


 

El Náufrago (2015) ©


El barco en el que viajaba se fue a pique, pero yo, milagrosamente, y también gracias mis enormes deseos de vivir, luché contra el mar embravecido, y sacando fuerzas de flaqueza, no paré de nadar hasta llegar a tierra firme. Estaba ya anocheciendo, y los habitantes de la isla me recibieron entusiasmados. Lamentablemente, eran caníbales, y yo su cena.


III Concurso de Microrrelatos de Temática Libre

“Pluma, tinta y papel” 2014.

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología

”Pluma, tinta y papel III”

                   Tan solo una pesadilla (2014) ©

Cuando desperté, una de mis peores pesadillas se hizo realidad. ¡Me habían enterrado vivo! El pánico se apoderó de mí. Traté con todos mis fuerzas de abrir aquel ataúd bajo tierra, pero fue imposible. La sensación de terror era insoportable, hasta que por fin me di cuenta, que todo era un mal sueño. Había muerto el día anterior, pero me habían incinerado. ¡Respiré tranquilo!


I Concurso de Microrrelatos de Terror “Microterrores”-2014.

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología de Microrrelatos de Terror “Micro-terrores”)

Memoria (2015) ©

He cumplido ya los cien años, pero todavía gozo de una excelente salud, salvo la memoria, que a veces me falla, por eso ahora no me acuerdo muy bien lo que iba a contar…



Flechas (2014) ©

El castillo asediado por el enemigo, en su interior solo mujeres y niños, y yo, el único hombre. Los guerreros cazando, a mí me consideraban un ser débil y no apto para asuntos de machos. Pero, cosas del destino, gracias a mi habilidad con el arco y las flechas, y subido en la torre más alta, mantuve al enemigo alejado, hasta que llegaron los cazadores y pudieron darme cristiana sepultura.


I Concurso de Microrrelatos Épicos “Breves Heroicidades”-2014.

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

 (Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología

 ”Microrrelatos Épicos”

Tres colores (2014) ©

El mundo que me gustaría, tendría que hacerse de nuevo. El que hay ahora, me resulta cada vez más insoportable. Es como un mal cuadro, pintado a brochazos, y lo que debía ser la imagen artística de un bonito paisaje, con mezcla de colores brillantes, no es más que un conjunto de trazos imperfectos, una acumulación encadenada de manchas horribles y de tonalidades oscuras, que reflejan lo peor de los seres humanos.

   Por eso no quiero nunca el color negro, ni a mi lado, a quienes lo llevan como brazalete. Y mucho menos, lo deseo en mi cabeza, no puedo permitir que entre en mi pensamiento y me conduzca a las tinieblas.

   El mundo que me gustaría tiene que tener la luz necesaria que ilumine mi camino, y siempre me permita ver los colores que quiero El verde calma, que la naturaleza me transmite, el azul protector del cielo abierto, y el naranja del sol, que me regala toda su energía. Ese es el mundo que yo quiero, el de los tres colores de mi estandarte, del que soy portador permanente, y que siempre me acompaña en la batalla diaria por la supervivencia.

III Concurso de Narrativa Breve “El mundo que me gustaría”. 2014.

ASOCIACION “LETRAS CON ARTE”.

Madrid. ESPAÑA.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología Narrativa Breve “El mundo que me gustaría”)


Supersticiones (2017) ©

Todos los vecinos hablan de la leyenda del hombre lobo, aunque yo nunca he creído en ella, sin embargo hoy es noche de luna llena y he de quedarme a dormir en el pueblo, así que por si acaso, tengo la escopeta cargada a mi lado, no vaya a ser que las supersticiones sean reales, y mi cadáver ensangrentado sea el que aparezca mañana lleno de mordiscos y con el cuello destrozado.


IV Concurso de Microrrelatos Nocturnos

“Inspiraciones Nocturnas”-2017

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid.

España.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología ”Inspiraciones Nocturnas IV”)


                                                                                     El motín (2017) ©

El motín a bordo del barco en el que navegaba, fue un éxito. Y he de reconocer, que uno de los cabecillas de la rebelión fue un servidor. Sin embargo cuando recobré la razón, perdida por el exceso de ron, me tuve que lanzar al agua y nadar rápido hasta la isla más próxima, para poder salvar mi vida. La tripulación quería colgarme del palo mayor, ya que yo era el capitán.


VI Concurso de Microrrelatos de Temática Libre

“Pluma, tinta y papel”-2017

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid.

España.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología ”Pluma, tinta y papel VI”)


El penalti (2015) ©

Era la estrella, el indiscutible ídolo de la afición y el máximo goleador. El equipo trabajaba para él, pero él, no trabajaba para el grupo, su egoísmo se lo impedía. Solo el día, que el compañero designado para tirar los penaltis, le cedió la oportunidad de ejecutarlo en el partido más importante de la temporada, fue consciente del verdadero significado del compañerismo.


                                                                       I Concurso de Microrrelatos Solidarios “Asociación ISEKIN”. 2015.

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología “Microrrelatos Solidarios



Trilogía “Micro” de Relatos Cortos


¡La Trilogía ideal para los lectores que disfrutan con el relato breve y quieren aprovechar cualquier momento que el día les depare (incluso insignificante), para poder leer, aunque tan solo sean cinco minutos!
 
“Para leer mientras desayunas, o después de comer, antes de echar una siestecita, o por la tarde tomando un café, incluso en un atasco o paseando, también en el baño, o en la cama antes de hacer el amor, o después, si no estás muy agotad@ o en otro momento, porque cualquier momento es bueno para leer…”

"Trilogía Micro" ¡A la venta en Amazon!


Una profesora excelente (2017) ©


Diana era una experta, y yo, un novato en el arte de copular. Fue un lujo tener tan excelente profesora, aprendí bien, y eso nunca se olvida.

   En la cama, hablaba ella, yo era un atento testigo mudo.

   —Creo que sabes poco sobre las mujeres, a nosotras nos encanta que nos coman el chochete. Cogió un bolígrafo, un folio y comenzó a dibujar.

   —Quiero enseñarte algo desconocido, excepto lo que hayas visto en libros de Anatomía. Esto es el clítoris —dijo señalando el papel— nuestro punto más sensible, está escondido, y hay que sacarlo del refugio, eso sucede al excitarse, ¿comprendes?

   Asentí, mientras ella, se quitó los pantalones y las bragas, quedándose en pelota de cintura para abajo, se acercó al bidé, lavó la zona de maniobras, y una vez limpia y seca, la mostró sin recato, separando sus muslos hasta aparecer un Monte de Venus, con un arreglado felpudo de pelo negro, corto y rizado (¡bienvenido a casa!), un vergel maravilloso, para ejercer como jardinero, sustituyendo las tijeras de podar por mí lengua…

   — ¿Qué hago? —dije desbordado por los acontecimientos.

   — ¡La lengua no solo es para hablar, espabila!

Comenzó mi clase de sexo oral, siguiendo las indicaciones de Diana, que atemperaba mi desmesurado ímpetu con sabiduría.  

— ¡Despacito!, rózalo con la punta de lengua, verás como aparece, imagina a un caracol saliendo del caparazón, lentamente, es imprescindible estimular el clítoris, un calentamiento, como los futbolistas antes del partido, ¿lo entiendes?

— ¡Claro como el agua! — respondí.

—La diferencia es que ellos calientan sus músculos, a nosotras hay que estimularnos boca, orejas, pechos, y a partir de ahí ir bajando.

— ¡Entiendo! —mientras, seguí a lo mío guiado por mi instructora, asimilando nuevas palabras que engordaban mi Diccionario Sexual.

   Me excité brutalmente cuando su mano buceó en mi bragueta, y el tímido huésped allí escondido, se puso recto, crecido y más firme que un recluta saludando a un General.

   La temperatura corporal se elevó, con sudores y gemidos danzando alrededor.

   —La variedad es fundamental, no te duermas lamiendo el clítoris, sé imaginativo, lengüetea la vagina, chupa, succiona, mordisquea, y recuerda que los deditos, no son para meterlos en la nariz.

   Seguí trabajando sobre el sexo cada vez más húmedo de Diana, y un clítoris rojo y erguido efectuó su aparición estelar, derritiéndose en el paladar, jugoso y sonrosado, y así, a lengüetazos, y en sucesivas lecciones, me hice experto en Cunnilingus.

   ¡Gracias, Diana!

III Concurso de Relatos Eróticos “Afrodita y Eros”. 2017

ASOCIACION “LETRAS CON ARTE”.

Madrid. ESPAÑA.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología Relatos Eroticos “Afrodita y Eros III”)


      

                                                                         El jardinero concupiscente (2017) ©

Ella bajó las bragas acercándose al bidé. Lavó su zona de maniobras, abrió las piernas mostrando un Monte de Venus delicadamente arreglado, y en aquel lujurioso jardín, ejercité mis dotes de libidinoso jardinero rozando suavemente con mi lengua su clítoris rosado, mientras ella se iba humedeciendo fruto de mi amoroso regadío.

 IV Concurso de Microrrelatos Eróticos  “Sensaciones y Sentidos”. 2017

Portal de Escritores y Lectores “Diversidad Literaria”.

Madrid. España.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología “Sensaciones y Sentidos IV

Nieva sobre los cedros (2017) ©

Mientras los copos de nieve cubrían los cedros y los camuflaban bajo un gigantesco, brillante y cegador manto blanco, me di cuenta que me había quedado solo.

   Al lado de aquellos imponentes árboles de firme presencia, yo, al igual que ellos, me quedé inmóvil como una estatua, paralizado por el penetrante frío, que entraba por todo mi cuerpo y me atravesaba como una daga afilada y cortante que me llegaba hasta los huesos.

   Poco a poco, la silueta de su menuda figura se iba difuminando a cada paso que daba, aunque todavía se podía adivinar la redondez perfecta de sus caderas, con aquel insinuante movimiento, tan a lo cubano, que siempre la caracterizaba cuando caminaba con aquellos pasos tan acompasados, y el ritmo premeditado, tan marca de la casa, que siempre y con disciplina de bailarina, mantenía al moverse. Esos pasos que irremediablemente la iban alejando cada vez un poco más de mí, sin que yo, pudiera hacer algo por impedirlo.

  Mis piernas se habían quedado heladas, al igual que mi corazón. Es curioso comprobar como el músculo cardíaco, en otro tiempo corazón de Bolero, ahora se había transformado en corazón de Iceberg.

   También el resto de mi cuerpo se había quedado petrificado por aquel ambiente gélido, que como dardo paralizante me llegaba hasta el alma, anestesiándola de tal forma, que lo único que podía sentir de ella, era su ausencia.

   Y seguía nevando sobre los cedros, mientras que lentamente fue despareciendo de mi vida, en silencio, hasta que llegó el día que me olvidé de ella por completo

  Ahora, cuando miro para atrás, las pocas veces que suelo hacerlo, pues no dejo que la nostalgia se apodere de mí, ya que sería absurdo acordarse de lo que quise que fuera, pero que nunca fue, solo me acuerdo de los cedros, de la nieve y del frío, pero nunca de ella, hasta incluso hay veces que ya ni recuerdo su nombre.

   En mi vida sigue habiendo cedros y nieva sobre ellos, y acaban cubiertos por miles y miles de copos blancos que los tapan, y muchas veces hace frío, mucho frío, pero ya no hay sitio para ella en mis pensamientos, que al igual que mis sentimientos, también se han quedado helados por el tiempo.

No dejo que la nostalgia se apodere de mí, ya que sería absurdo acordarse de lo que estuvo más en mi corazón que en la realidad, solo me acuerdo de los árboles, de la nieve y del frío, pero nunca de ti, hasta incluso hay veces que ya se me olvida incluso tu nombre, a pesar de los miles de veces que mis labios lo repitieron sin descanso.

  En mi vida sigue habiendo bosques y nieva sobre ellos, y acaban cubiertos por miles y miles de copos que los tapan, y muchas veces hace frío, mucho frío, pero ya no hay sitio para ti en mis pensamientos que al igual que mis sentimientos, también se han quedado congelados hasta convertirse para siempre en estatuas de hielo.

Concurso de "Historias de Otoño e Invierno“ 2017

ASOCIACION “LETRAS CON ARTE”.

Madrid. ESPAÑA.

(Texto seleccionado para su publicación en Libro Antología Relatos "Historias de Otoño e Invierno”)




Created with Mozello - the world's easiest to use website builder.

 .